Nuestra historia

     Empieza con dos protagonistas: el señor Hernando Gaitán Pardo y su esposa, Ligia Díaz. En una entrevista realizada en noviembre de 2012, Ligia Margarita Gaitán (hija mayor de la pareja), revivió el pasado y habló sobre los inicios de la Corporación. Contó que su padre era muy activo, trabajador y muy apreciado por la gente, y que su madre siempre fue amorosa y una gran amiga preocupada por los demás.1 Todo parecía marchar bien, hasta que la familia recibió el diagnóstico sobre la condición de su hija menor, Clara Lucía. Fue una situación difícil, Ligia Díaz centró su atención en su hija por completo y trataba de buscar soluciones, pero para la época se desconocía mucho sobre el tema de discapacidad cognitiva. Tiempo después, el señor Gaitán fue trasladado a Chile por cuestiones laborales y allí, la familia conoció los Talleres de Adaptación y Desarrollo. Ver que en Colombia no había un sitio como el de Chile, fue lo que impulsó a los protagonistas de esta historia a hacer una labor que muchos necesitaban (incluida su hija). Así, Hernando Gaitán y Ligia Díaz, con el apoyo de varias familias, fundan Talleres Esperanza en noviembre de 1982. Tuvieron una visión futurista para los jóvenes: “que se capacitaran, que aprendieran un oficio y así pudieran salir a ser útiles y ganar dinero.”1

     Cuatro meses más tarde, en marzo de 1983, se aprueban los estatutos y se inicia la capacitación en talleres de repostería, jardinería y tejidos, los cuales iniciaron con 15 aprendices. Surgió entonces la necesidad de crear un logo, y la tortuga con alas se convirtió en el símbolo que aún representa la esencia de Talleres Esperanza. “La naturaleza lenta de la tortuga era dotada con alas que le permitían llegar más lejos” 2. Un año después, se crean los talleres de artesanías en madera, el área de desarrollo intelectual y psicología, y en el 86 se compra la primera sede de Talleres Esperanza. En el año 1987, empieza a funcionar el taller de cerámica y “se le da a Talleres Esperanza la calificación de institución sin ánimo de lucro, orientada al trabajo social solidario”3, mediante una resolución expedida por el Ministerio de Hacienda. Ya se contaba con la asistencia de 23 jóvenes.

    A lo largo de su historia, Talleres Esperanza ha hecho presencia en Olimpiadas, tal como sucedió en 1988, cuando participó en las Olimpiadas especiales FIDES. Un año más tarde, la institución sigue creciendo, comprando la casa número 2 (aledaña a la sede), y en 1990 se adecuan las dos casas abriendo los espacios para cada taller. También, se suprime el taller de jardinería y se crea el de encuadernación. Otro hecho importante del 90, fue el fallecimiento de doña Ligia Díaz, dejando una huella imborrable en la vida de muchos 

aprendices. En el año 91, se crea el plan de becas, iniciando con un 4% de subsidios a familias de bajos recursos. Además, la institución participó en las Olimpiadas Especiales de Minneapolis, Estados Unidos y se realizó la primera exposición y venta de productos elaborados por los jóvenes en los diferentes talleres. La segunda exposición fue en 1992.

    El señor Hernando Gaitán Pardo fallece en 1995, “pero sin duda, su espíritu se quedó en esta gran labor, apoyando a las 51 familias que para entonces conformaban la institución”2. En ese mismo año se cierra el taller de artesanías en madera. Entre 1996 y 1997, se abren patrocinios de la empresa privada para jóvenes de escasos recursos, se realiza el primer bazar de integración y se conforma La Coral de Talleres Esperanza, un grupo de voces que, con disciplina, lograron grabar un CD y presentarse en eventos públicos y privados. Ya asistían 55 aprendices. “El tiempo pasa y los frutos de cada esfuerzo se ven reflejados en productos que año tras año mejoran en calidad y acabados”2. Los logros de Talleres Esperanza se convierten en un ejemplo para la creación de otras instituciones en el país con propósitos similares, como lo son “Talleres Horizonte” en Bucaramanga y “Avancemos” en Cali. Durante el año 2004, un aprendiz de Talleres Esperanza es contratado en el Ministerio de Seguridad Social y comienza a trabajar con salario mínimo y prestaciones; esto es una prueba de que los jóvenes logran un mayor desarrollo en la institución. Otra prueba de ello, es que dos años más tarde, se firma el convenio con Best Buddies Colombia, que permite a algunos jóvenes capacitados ser incluidos laboralmente en reconocidas empresas.

    A los 25 años de fundación (año 2007), se hace una reestructuración de la imagen web de la institución. Se reestructuran los folletos, se elabora un video promocional y se lanza la primera edición de la revista virtual “La tortuga”, que aún sigue vigente. Hoy en día, Talleres Esperanza es una Corporación de derecho privado sin ánimo de lucro que lleva 37 años ayudando a personas en condición de discapacidad intelectual (o cognitiva). Sus fundadores nunca se imaginaron la trascendencia que pudiera tener este proyecto, en el que se han favorecido muchos jóvenes que han podido incluirse laboralmente. Actualmente, hay 48 aprendices en la Corporación y trabajan diariamente elaborando productos en los talleres: repostería, tejidos, encuadernación, cerámica y artes. Cada taller cuenta con instructores especializados en las diferentes áreas y se implementan métodos de educación que se adaptan a las necesidades de cada aprendiz para potenciar sus habilidades. Adicional a estos talleres, se incluye a los aprendices en actividades de música y deporte para fomentar su desarrollo integral. 4


 

1 Recuperado del artículo “Secretos de cómo crear y mantener una empresa”, de la Revista virtual “La Tortuga” (noviembre de 2012). Por: Martha Lucía Movilla D. Disponible en: http://www.talleresesperanza.com/la-tortuga-no-6-2012

2 Recuperado del artículo “Una historia revestida de Esperanza”, de la Revista virtual “La Tortuga” (noviembre de 2007). Por: Martha Lucía Movilla D. Disponible en: http://www.talleresesperanza.com/copia-de-la-tortuga-no-6-2012

3 Recuperado del vídeo “35 años Talleres Esperanza” (27 de noviembre de 2017). Por: Angélica Mora Cadavid. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=3BNfGVeej88

4 Recuperado de la página web de Talleres Esperanza: http://www.talleresesperanza.com

Talleres Esperanza
Cr 48 No 98 - 09 Bogotá D.C. Colombia 
Tel (571) 616 4077 - 218 9756
Correo electrónico: direccion@talleresesperanza.com

  • Pinterest
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram